Vesícula biliar

colelitiasis

La cirugía de vesícula biliar es el procedimiento que más se realiza en todo el mundo. Se dice que hasta 30% de las personas tendrán problemas relacionadas con piedras en la vesícula en algún punto de su vida. Las personas afectadas principalmente son mujeres en edades entre los 20 y 45 años, sobrepeso y  con múltiples embarazos.

Aún no hay una causa causa exacta conocida para la formación de piedras en la vesícula, pero una vez que se formaron dentro de la vesícula biliar (Colelitiasis) puede causar múltiples molestias. Lo más frecuente es que alguna de las piedras se movilice y obstruya el conducto de salida de la vesícula biliar, causando inflamación y dolor (cólico biliar) que se desencadena tras consumir alimentos con abundantes grasas (Colecistitis aguda)

En ocasiones, las piedras se pueden salir de la vesícula y obstruir el conducto por donde fluye la bilis (Coledocolitiasis) causando que se acumule y se forma un tinte amarillento en todo el cuerpo, así como riesgo de infección, lo cual sería muy grave. Además, éstas piedras también pueden causar inflamación del páncreas (Pancreatitis biliar).

Colecistectomía por Laparoscopía

colecistectomia

El único tratamiento eficaz de las piedras de la vesícula es la cirugía, consiste en retirar la vesícula con las piedras, para que no se vuelvan a formar. La mejor forma de realizarla es por laparoscopía ya que se asocia a menos dolor postoperatorio y menos complicaciones.

La cirugía consiste en introducir pinzas laparoscópicas especiales a través de heridas muy pequeñas en el abdomen, se encuentra y se retira con mucho cuidado para extraerla por una de las pequeñas incisiones.

Video de Colecistectomía por Laparoscopía

Complicaciones de la colelitiasis

La colédocolitiasis ocurre hasta en el 15% de las personas con Colelitiasis. Esto resulta cuando alguna de las piedras sale de la vesícula y entra a la vía biliar principal. Lo más común es que los litos pasen inadvertidos hasta el intestino delgado, pero en ocasiones pueden obstruir el flujo de la bilis, provocando que se acumule y le da un tinte amarillento a todos los tejidos del cuerpo (ictericia). También puede causar inflamación del páncreas (pancreatitis biliar).

El tratamiento consiste en explorar la vía biliar y extraer los litos que estén causando la obstrucción. Esto se puede lograr por endoscopía (Colangiografía Retrógrada Endoscópica) o por cirugía. Actualmente la exploración quirúrgica de las vías biliares es perfectamente segura realizarla por laparoscopía por personas que dominen esta técnica.

Más información

Comparte: