Várices y problemas de circulación

Problemas de circulación

Nuestro sistema circulatorio es una extensa red que comunica todos nuestros tejidos para que reciban adecuado aporte sanguíneo. Así como existe una vía de entrada (arterial), también existe una vía paralela de regreso al corazón(venoso). El sistema venoso es el más frecuentemente afectado ya que su adecuado funcionamiento depende directamente de los hábitos de las personas y el adecuado funcionamiento de las válvulas venosas, entre otros.

 

circulatorio
varices1

Circulación de las venas

Cuando existe un problema en el funcionamiento del drenaje venoso, la sangre llega adecuadamente a los tejidos, pero no puede regresar al corazón, es decir, se queda acumulada. Esto último sucede principalmente en las piernas. Estas alteraciones frecuentemente son causadas por hábitos sedentarios, falta de ejercicio, sobrepeso, episodios previos de trombosis venosa, cirugías en las piernas, entre otros.

Síntomas de insuficiencia venosa

Las manifestaciones pueden ser muy variadas. Pueden ser desde crecimiento en el tamaño de las venas sin alguna otra molestia (venas en araña, telangiectasias) o incluso presentar ardor, comezón, cansancio de piernas, dilatación importante de las venas (várices) e inflamación de todas las piernas después de estar mucho tiempo de pie y al final del día.

Otras manifestaciones más severas se presentan como manchado oscuro de la piel y heridas o ulceraciones, principalmente alrededor de los tobillos. Esto sucede cuando existe un problema de mucho tiempo de evolución con una falla grave de las válvulas venosas.

venas reticulares

¿Cuál es el mejor tratamiento para las várices?

Existen diferentes modalidades de tratamiento que se deben individualizar con cada persona. En etapas tempranas el cambio de hábitos tiene un gran impacto: hacer ejercicio, bajar de peso, ejercicios de higiene venoso. Existen medicamentos que fortalecen el funcionamiento de las venas, comúnmente los recomendamos junto con el uso cotidiano de medias elástica de compresión de calidad médica.

foam-sclerotherapy

Para las pequeñas venas en forma de araña la escleroterapia es la mejor forma de tratamiento. Consiste en aplicar un medicamento especial directamente en la vena para colapsarla y que forme una fibrosis que el cuerpo eventualmente absorberá. Esto se puede hacer en el consultorio médico sin necesidad de cirugía. Usualmente lo acompañamos del uso de medias de compresión.

En casos muy severos, el mejor tratamiento es la cirugía láser o radiofrecuencia. Se introduce un catéter especial en la vena afectada para colapsarla por medio de calor hasta su origen para detener su mal funcionamiento. En casos aún más graves se utiliza la cirugía convencional (Safenectomía), realizando pequeñas heridas en el muslo y pierna para extraer la vena enferma.